Esta historia  “Eres un águila o un pato?” la leí una vez en un correo y ahora me la vuelven a compartir. Cuentan que es verídica y  hay casos similares que la confirman, yo misma supe de uno de ellos.

Un trabajo, por más sencillo y modesto que sea, debe hacerse de la manera más profesional posible. Por ejemplo alguien me contó de un hombre joven que puso un puesto de hamburguesas, pero tanto la apariencia de su puesto como su propio aspecto fueron arreglados con esmero.

Preparaba las hamburguesas y atendía a la gente vestido con un traje elegante y con moño en el cuello, no usaba una camiseta cualquiera. Además todo lucía muy limpio e impecable. Era muy amable y atendía con una sonrisa. Tuvo bastante éxito y  ganó mucho dinero.

La personalidad que proyectas es también importante. Lo que se llama “don de gentes” o carisma.

Esta es la historia de las águilas y patos:

Águila o pato, tu decides.

águilapato

Rodrigo estaba haciendo fila para poder ir al aeropuerto. Cuando un taxista se acercó, lo primero que notó fue que el taxi estaba limpio y brillante. El chofer bien vestido con una camisa blanca, corbata negra y pantalones negros muy bien planchados, el taxista salio del auto dio la vuelta y le abrió la puerta trasera del taxi. Le alcanzó un cartón plastificado y le dijo: yo soy Willy, su chofer. Mientras pongo su maleta en el portaequipaje me gustaría que lea mi Misión.

Después de sentarse, Rodrigo leyó la tarjeta: Misión de Willy: “Hacer llegar a mis clientes a su destino final de la manera mas rápida, segura y económica posible brindándole un ambiente amigable”.

Rodrigo quedo impactado. Especialmente cuando se dio cuenta que el interior del taxi estaba igual que el exterior, ¡¡limpio sin una mancha!

Mientras se acomodaba detrás del volante Willy le dijo, “Le gustaría un café? Tengo unos termos con café regular y descafeinado”. Rodrigo bromeando le dijo: “No, preferiría un refresco” Willy sonrío y dijo: “No hay problema tengo un hielera con refresco de Cola regular y dietética, agua y jugo de
naranja”.
Casi tartamudeando Rodrigo le dijo: “Tomare la Cola dietética

Pasándole su bebida, Willy le dijo, “Si desea usted algo para leer, tengo el Reforma, Esto, Novedades y Selecciones…”

Al comenzar el viaje, Willy le paso a Rodrigo otro cartón plastificado, “Estas son las estaciones de radio que tengo y la lista de canciones que tocan, si quiere escuchar la radio”.

Y como si esto no fuera demasiado, Willy le dijo que tenia el aire acondicionado prendido y preguntó si la temperatura estaba bien para él.

Luego le avisó cual seria la mejor ruta a su destino a esta hora del día. También le hizo conocer que estaría contento de conversar con él o, si prefería lo dejaría solo en sus meditaciones.

“Dime Willy, -le pregunto asombrado Rodrigo- siempre has atendido a tus clientes así?”

Willy sonrió a través del espejo retrovisor. “No, no siempre. De hecho solamente los dos últimos dos años. Mis primero cinco años manejando los gaste la mayor parte del tiempo quejándome igual que el resto de los taxistas. Un día escuche en la radio acerca del Dr. Dyer un “Gurú” del desarrollo personal. El acababa de escribir un libro llamado “Tú lo obtendrás cuando creas en ello”. Dyer decía que si tu te levantas en la mañana esperando tener un mal día, seguro que lo tendrás, muy rara vez no se te cumplirá. El decía: Deja de quejarte. Se diferente de tu competencia. No seas un pato. Se un águila. Los patos solo hacen ruido y se quejan, las águilas se elevan por encima del grupo”.

“Esto me llego aquí, en medio de los ojos”, dijo Willy. “Dyer estaba realmente hablando de mi. Yo estaba todo el tiempo haciendo ruido y quejándome, entonces decidí cambiar mi actitud y ser un águila. Mire alrededor a los otros taxis y sus chóferes… los taxis estaban sucios, los chóferes no eran amigables y los clientes no estaban contentos. Entonces decidí hacer algunos cambios. Uno a la vez. Cuando mis clientes respondieron bien, hice más cambios”.

“Se nota que los cambios te han pagado”, le dijo Rodrigo.

“Si, seguro que si”, le dijo Willy. “Mi primer año de águila duplique mis ingresos con respecto al año anterior. Este año posiblemente lo cuadruplique. Usted tuvo suerte de tomar mi taxi hoy. Usualmente ya no estoy en la parada de taxis. Mis clientes hacen reservación a través de mi celular o dejan mensajes en mi contestador. Si yo no puedo servirlos consigo un amigo taxista águila confiable para que haga el servicio”.

Quejarse o elevarse

Willy era fenomenal. Estaba haciendo el servicio de una limusina en un taxi normal.

Posiblemente haya contado esta historia a mas de cincuenta taxistas, y solamente dos tomaron la idea y la desarrollaron. Cuando voy a sus ciudades, los llamo a ellos. El resto de los taxistas hacen bulla como los patos y me cuentan todas las razones por las que no pueden hacer nada de lo que les sugería.

Willy el taxista, tomo una diferente alternativa: El decidió dejar de hacer ruido y quejarse como los patos y volar por encima del grupo como las águilas.

No importa si trabajas en una oficina, en mantenimiento, eres maestro, un servidor publico,”político”, ejecutivo, empleado o profesionista, ¿Cómo te comportas? ¿Te dedicas a hacer ruido y a quejarte? ¿Te estás elevando por encima de los otros?

Recuerda: ES TÚ DECISIÓN.

 

Leave a reply

Elbert Hubbard (1856-1915) fué un escritor, editor, artista y filósofo estadounidense. En sus inicios se dedicó al comercio. Escribió el famoso ensayo “Carta a García”, donde resalta que simplemente cumplir con una tarea, sin peros, ni reticencias, asegura el éxito. Ni el talento ni el conocimiento superan a la decisión de hacerlo, incluso los suple.

Lo que dice acerca de los negocios sigue siempre vigente.

Frases

éxito en los negocios

Elbert Hubbard

La única forma de hacer dinero consiste en prestar un servicio a la humanidad, proporcionar algo que la gente quiera y llevar cosas de donde son abundantes a donde se necesiten.

El éxito de un hombre en los negocios se mide por su habilidad para organizar.

El tamaño de un negocio solamente está limitado por el tamaño del hombre.

La realización de una labor grandiosa e importante implica dos necesidades: un plan definido y un límite de tiempo.

El genio es únicamente la facultad de efectuar esfuerzos continuos. Un poco más de persistencia, un pequeño esfuerzo más, y lo que parecía un fracaso sin esperanzas se puede convertir en un glorioso éxito. No existe una derrota que no sea interior, ninguna barrera realmente es infranqueable, excepto nuestra propia debilidad.

El entusiasmo es un gran escalador de montañas.

En última instancia el hombre grande es el que toma una idea y hace de ella un éxito genuino, el hombre que conduce el barco al puerto.

Cuanto más tiempo vivo,  más profundamente me convenzo de que lo que hace la diferencia entre un hombre y otro, entre el débil y el poderoso, el grandioso y el insignificante es la energía, la determinación invencible y un propósito bien conformado.

Leave a reply

Todos tenemos ideas preconcebidas y heredadas respecto al dinero que se interponen entre nosotros y él, y la frase “cómo hacer dinero” no parece muy noble.

El dinero es solamente un objeto de intercambio, ni bueno ni malo. Representa un intercambio de bienes (incluyendo víveres) y servicios que todos necesitamos no solo para vivir, sino para sobrevivir en este mundo. Alguien ofrece su trabajo, obtiene una remuneración a cambio y la regresa a otros por el mismo motivo.

dreamstimefree_71697

© Jyothi | Dreamstime Stock Photos

Cómo hacer dinero se enfoca principalmente en desarrollar la o las actividades para las cuales estemos mejor dotados.

Algunos conceptos sacados de esta serie de videos Cómo hacer dinero:

El dinero es energía, es intercambiar beneficios entre nosotros. Es un gracias.

Es un acto de retribución y de justicia.

El dinero por sí mismo no corrompe. Es el individuo que al tenerlo cambia su actitud.

El dinero no vale nada, lo valioso es lo que lo representa.

La diferencia entre riqueza y pobreza es un conjunto de ideas, conocimientos y perspectiva.

Lo primero que hay que considerar para  ganar dinero es monetizar tu talento.

No es la única opción, pero todos tenemos uno (o más) solo que estamos entrenados para reprimirlo y no creer en él, a considerarlo solo un sueño fantasioso o un hobbie.

¿Qué es lo que te hace feliz hacer, tanto que hasta pagarías por hacerlo? (Debe ser algo que implique emplear inteligencia, creatividad, capacidad, crear o hacer algo útil para otros, o al menos deseado por otros, o que solucione algún problema).

Ve más por tu pasión que por lo que busca la gente

A veces puede ser necesario, si se desea crear un negocio, enfocarse más en lo que la gente está buscando y no tanto en lo que a uno mismo le apasiona. Pero no permite innovar ni crear, para quienes tengan la iniciativa de hacerlo. También hay que tomar en cuenta estos comentarios de Steve Jobs.

“Cuesta demasiado diseñar productos a partir de grupos cerrados. La mayoría de las veces la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas”.

“No puedes preguntarle a los consumidores qué quieren y luego pretender dárselo. En el tiempo que has estado fabricándolo, ellos querrán una cosa nueva”.

O lo que bien dijo Henry Ford (1863-1947), fundador de la compañía Ford Motor Company: “Si le hubiera preguntado  la gente que quiere, me habrían dicho que un caballo más rápido”.

Videos “Cómo hacer dinero”

La primera regla para generar prosperidad es generarla para los demás; es decir, que con tu trabajo beneficies también a otras personas. 

EPISODIO 1

EPISODIO 2

Por lo general lleva tiempo y el dinero rápido, fácil e inmediato no existe, pero en el siguiente enlace puedes ver o descargar un reporte que puede servir de guía: “101 negocios que puedes comenzar con poca o sin inversión“.

Descarga en formato PDF: 101-negocios.

Leave a reply